Baez 248, Las Cañitas, Buenos Aires, Argentina

Español   |   English
  • Caminar por Las Cañitas significa descubrir un barrio histórico de Buenos Aires. De día, la calma de los pajaritos, el verde del Campo Argentino de Polo, los studs de principio de siglo y el Hipódromo. De noche, una zona de restaurantes, bares, tiendas y discos decorados con lo último de la moda.<br /><br />Con una ubicación estratégica, el hotel tiene muy buen acceso al Centro histórico, al Museo Malba, a los Jardines de Palermo, al Cementerio de la Recoleta, al Rosedal, al Jardín Japonés y a los mejores Shopping malls.<br /><br />En la actualidad, Las Cañitas se parece muy poco a lo que era en el 1800. Al Hipódromo, a la majestuosa cancha de Polo y a la tranquilidad, se le sumó un centro gastronómico y cultural de vanguardia donde el movimiento de gente es constante.
  • Caminar por Las Cañitas significa descubrir un barrio histórico de Buenos Aires. De día, la calma de los pajaritos, el verde del Campo Argentino de Polo, los studs de principio de siglo y el Hipódromo. De noche, una zona de restaurantes, bares, tiendas y discos decorados con lo último de la moda.<br /><br />Con una ubicación estratégica, el hotel tiene muy buen acceso al Centro histórico, al Museo Malba, a los Jardines de Palermo, al Cementerio de la Recoleta, al Rosedal, al Jardín Japonés y a los mejores Shopping malls.<br /><br />En la actualidad, Las Cañitas se parece muy poco a lo que era en el 1800. Al Hipódromo, a la majestuosa cancha de Polo y a la tranquilidad, se le sumó un centro gastronómico y cultural de vanguardia donde el movimiento de gente es constante.
  • Caminar por Las Cañitas significa descubrir un barrio histórico de Buenos Aires. De día, la calma de los pajaritos, el verde del Campo Argentino de Polo, los studs de principio de siglo y el Hipódromo. De noche, una zona de restaurantes, bares, tiendas y discos decorados con lo último de la moda.<br /><br />Con una ubicación estratégica, el hotel tiene muy buen acceso al Centro histórico, al Museo Malba, a los Jardines de Palermo, al Cementerio de la Recoleta, al Rosedal, al Jardín Japonés y a los mejores Shopping malls.<br /><br />En la actualidad, Las Cañitas se parece muy poco a lo que era en el 1800. Al Hipódromo, a la majestuosa cancha de Polo y a la tranquilidad, se le sumó un centro gastronómico y cultural de vanguardia donde el movimiento de gente es constante.
  • Caminar por Las Cañitas significa descubrir un barrio histórico de Buenos Aires. De día, la calma de los pajaritos, el verde del Campo Argentino de Polo, los studs de principio de siglo y el Hipódromo. De noche, una zona de restaurantes, bares, tiendas y discos decorados con lo último de la moda.<br /><br />Con una ubicación estratégica, el hotel tiene muy buen acceso al Centro histórico, al Museo Malba, a los Jardines de Palermo, al Cementerio de la Recoleta, al Rosedal, al Jardín Japonés y a los mejores Shopping malls.<br /><br />En la actualidad, Las Cañitas se parece muy poco a lo que era en el 1800. Al Hipódromo, a la majestuosa cancha de Polo y a la tranquilidad, se le sumó un centro gastronómico y cultural de vanguardia donde el movimiento de gente es constante.
  • Caminar por Las Cañitas significa descubrir un barrio histórico de Buenos Aires. De día, la calma de los pajaritos, el verde del Campo Argentino de Polo, los studs de principio de siglo y el Hipódromo. De noche, una zona de restaurantes, bares, tiendas y discos decorados con lo último de la moda.<br /><br />Con una ubicación estratégica, el hotel tiene muy buen acceso al Centro histórico, al Museo Malba, a los Jardines de Palermo, al Cementerio de la Recoleta, al Rosedal, al Jardín Japonés y a los mejores Shopping malls.<br /><br />En la actualidad, Las Cañitas se parece muy poco a lo que era en el 1800. Al Hipódromo, a la majestuosa cancha de Polo y a la tranquilidad, se le sumó un centro gastronómico y cultural de vanguardia donde el movimiento de gente es constante.

Caminar por Las Cañitas significa descubrir un barrio histórico de Buenos Aires. De día, la calma de los pajaritos, el verde del Campo Argentino de Polo, los studs de principio de siglo y el Hipódromo. De noche, una zona de restaurantes, bares, tiendas y discos decorados con lo último de la moda.

Con una ubicación estratégica, el hotel tiene muy buen acceso al Centro histórico, al Museo Malba, a los Jardines de Palermo, al Cementerio de la Recoleta, al Rosedal, al Jardín Japonés y a los mejores Shopping malls.

En la actualidad, Las Cañitas se parece muy poco a lo que era en el 1800. Al Hipódromo, a la majestuosa cancha de Polo y a la tranquilidad, se le sumó un centro gastronómico y cultural de vanguardia donde el movimiento de gente es constante.